Proteínas en el crecimiento de los niños

Aprende sobre el papel de las proteínas en el desarrollo de un niño entre los 2 y 10 años.


Imagina que la forma en la que crece tu hijo es similar a la manera en la que se construye un edificio: sus cimientos y ladrillos deben ser fuertes y resistentes; en el caso de tu hijo estos materiales que permiten que el edificio se eleve, están representados por las proteínas.

Por ejemplo, cuando tu hijo sufra algún accidente, las proteínas serán las encargadas de recuperar tejidos lastimados, fracturas, raspones, etc. Además, son capaces de transportar de la punta del pie a la cabeza una gran cantidad de sustancias para propiciar el correcto funcionamiento y desarrollo de tu hijo.

Dichas moléculas también permiten que tu hijo crezca con una talla y estatura adecuadas para su edad y es protagonista en el desarrollo del tejido muscular y de que tenga huesos fuertes, buena dentadura y una buena salud.

Para Dieter, una dieta baja en proteína en los niños podría dificultar de alguna forma las tareas cognitivas, el desarrollo de la conducta y la forma en la que razonan. “Una dieta baja en proteínas es sinónimo de un pobre desarrollo y crecimiento”, comentó Dieter.

La cantidad de proteína en la alimentación diaria de los niños depende de factores individuales y particulares. Por ejemplo, las necesidades proteicas de tu hijo diferirán de las de otro niño considerablemente dependiendo de su estatura, edad, el estado de nutrición, hábitos, actividad física, etc.

Por lo que “lo más recomendable es adecuar la ingesta de proteína por kilogramo de peso corporal, de esta manera te aseguras de que la ingesta sea la correcta”, comentó Dieter, que prefiere recomendar la asesoría de un experto en la materia.

Toma nota, identifica las fuentes de proteínas

Para asegurarte de que tu hijo está consumiendo proteína en su alimentación es importante que sepas que las fuentes de esta son variadas y sorprendentes. Esto pues, aunque la fuente principal es de origen animal, también puede tener origen vegetal.

Fuente animal: encuentras este macronutriente en la carne, pescado, huevos,

leche y sus derivados como el queso, yogur, entre otros.

Fuente vegetal: encuentras este macronutriente en las legumbres (fríjol, garbanzo, habas, lentejas), cereales completos con germen, frutos secos, tubérculos, entre otros.

Una recomendación importante de los expertos es variar las fuentes de proteína en la alimentación, incluyendo siempre el animal.

En la actualidad, existen productos en el mercado que te pueden ayudar a alcanzar los requerimientos de nutrición necesarios para tu hijo y de incluir algo novedoso en su dieta. Una de esas la ofrece Pediasure® cuyo aporte de proteínas por porción es de 7 gramos. Este incluye proteínas de la leche, suero y soya. Una mezcla que proporciona los aminoácidos esenciales recomendados.

Fuentes:

Documentales 

1 - Ann Burgess, Consultore de la FAO; Peter Glasauer, Dirección de Nutrición y Protección del Consumidor, FAO. 20 de septiembre 2018. Nutrientes en los alimentos.FAO. Recuperad de: http://www.fao.org/docrep/008/y5740s/y5740s00.htm      

2 - UNIR. Especialización Experto Universitario en Nutrición Deportiva. Tema 3: Nutrientes energéticos. Pag. 20. 2017

Testimoniales

Jorge Dieter, experto en nutrición y docente universitario de México.