Consejos útiles de psicología infantil para manejar a tu hijo

Como padres, a veces nos encontramos ante situaciones difíciles de manejar con nuestros hijos. Conoce los consejos según la psicología infantil.


En ocasiones, seguro has sentido que criar a tu hijo es un trabajo que requiere de disposición y, sobre todo, de mucha paciencia, pues hay momentos con ellos que pueden llegar a tornarse difíciles. Por ejemplo, cuando estás en lugares públicos como centros comerciales, supermercados, etc., y ante una situación de desobediencia no encuentras la forma de lidiar con él y calmarlo.

Lo que dice la psicología infantil frente a un temperamento difícil

- Conoce cuál es el temperamento de tu hijo y reconoce que tendrá tendencias a ciertos comportamientos. Cuanto más reconozcas este temperamento sabrás encaminarlo, direccionándolo sin necesidad de conflictos.

- Psicólogos y pediatras de varias partes del mundo reconocen que lograr construir un ambiente de emociones neutras, es muy útil.

- Intenta establecer lugares especiales para resolver conflictos, que sean tranquilos y neutros.

- Se firme sin estar enojada. Según la psicología infantil, cuanto más calmado estés, más fácil será para ti manejar la situación. Si permites que tu hijo te lleve al mismo estado en el que está, serán dos con un temperamento difícil y se volverá más complicado de manejar. 
 

Otras herramientas de psicología infantil que puedes aplicar

●      Cambia la lógica del castigo o la imposición. Premiar la conducta correcta es mucho más eficiente que castigar la incorrecta. Intenta que tu hijo vea consecuencias positivas después de resolver una situación sin enojarse. Enséñale nuevos caminos que funcionen más allá de los que ya conoce.

●      Enséñale otras formas de conseguir lo que quiere. Si tus hijos logran lo que quieren rabiando y gritando ¿por qué cambiarían? Pregúntate: ¿qué es lo que quiere lograr mi hijo con esa actitud? Al responderte podrás ayudarle a descubrir otros medios de conseguirlo. Pero recuerda, no temas decir que no con contundencia; también es necesario.

●      Descubre si hay fuentes de estrés para tu hijo. Puede que esto sea el causante de su temperamento difícil y no sepa cómo expresarlo o resolverlo. Ayúdale a concentrarse más en expresar su malestar y buscar una solución. Verás el cambio.

Bibliografía:

American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) www.aap.org

Petri, H. L., Govern, J., M. (2006). Motivación teoría, investigación y aplicaciones. México. Ed. Thomson
www.psicologíaymente.com